John Surtees

Único campeón del mundo de motociclismo y Fórmula 1

Corría 1948 en Trent Park, al norte de Londres, donde se disputaba uno de los certámenes de sidecar más representativos del momento. Jack Surtees a los mandos y su hijo como pasajero consiguieron la vuelta rápida. Acabaron descalificados tras conocer que el chico tenía 14 años, dos menos de la edad legal para competir en ese tipo de pruebas. Fue una de las primeras experiencias de John Surtees en el mundo del motor.

Inicios familiares

El matrimonio formado por Jack y Dorothy Surtees regentaba una tienda de motos en el sur de Londres que compaginaban con la competición de Jack como piloto de gass-track en circuitos ovalados de hierba. Esta pasión la heredo su hijo, que tras su fallida experiencia en sidecar optó por seguir los pasos de su padre con 15 años a los lomos de una Excelsior de 250cc.

Un año después debutó en el circuito Brands Hatch con una Triumph de 250cc. Su pasión por las motos era tal que comenzó a trabajar de aprendiz en la fábrica de Vincent Motorcycles situada en Stevenage a 35 kilómetros de su casa.  El trayecto no fue problema ya que lo aprovecho para seguir desarrollando sus dotes como piloto.

Su despunte fue a lomos de una Vincent Grey Flash siniestrada que su padre reconstruyó. A pesar de competir con una moto inferior consiguió victorias en los circuitos británicos frente a rivales más veteranos. Su actuación en la reunión internacional de Thruxton dejó boquiabiertos a los asistentes, donde desafío al consolidado Geoff Duke en las dos carreras más importantes, la de 500cc y 1000cc. Duke acabó batiéndole pero se ganó el respeto y admiración.

Debut en el Mundial de Motociclismo

1952 fue el año de su debut en el mundial de motociclismo donde únicamente corrió una carrera pilotando una Norton y acabando sexto en el Gran Premio de Ulster. Dos años después volvió al mundial donde corrió dos carreras en dos categorías distintas, 350cc y 500cc. Pero el año de su despegue fue 1955 donde consiguió su primera victoria en 250cc y dos pódiums en 350cc. Además corrió una carrera en 500cc. Hasta 1955 estuvo compaginando y compitiendo en pruebas nacionales, consiguiendo hasta esa fecha 77 victorias, 8 segundos puestos y 2 terceros, y en las que ganó en dos ocasiones al vigente campeón del mundo, Geoff Duke y su Gilera de cuatro cilindros oficial.

Binomio con MV Augusta

La idea de John era continuar con la marca Norton de cara al mundial de 1956 pero con la fábrica inmersa en problemas financieros tuvo que buscar moto en otro Lugar. La italiana MV Agusta mostró interés en su contratación, tras la muerte de Ray Amm en el Circuito de Imola, la marca necesitaba un piloto líder que les situase en los primeros puestos. John voló a Italia, impresionó a los responsables de MV en las pruebas en Módena y Monza, y acabo firmando un contrato con los italianos para correr con sus cuatro cilindros durante ese año. Se firmó uno de los binomios más productivos del mundo del motociclismo.

Entre 1958 y 1960 se llevó el Mundial de Motociclismo de 350cc y en 1956 y entre 1958 y 1960 el de 500cc. Sorprendente fue 1959 cuando en las dos categorías en las que participio, 350cc y 500cc, ganó todas las carreras que disputó. Seis victorias en 350cc y siete en 500cc, además de pulverizar récords en cada una de las pruebas.

Detrás de tanta gloria surgieron problemas en el seno del equipo MV Agusta. A John le encantaba correr y mantenía sus propias Norton, pero el Conde Vincenzo Agusta era muy posesivo. Al comienzo de su relación, permitió que Surtees corriera con sus Norton en pruebas no puntuables en Gran Bretaña. Pero poco a poco, cambió su actitud y le restringió sus participaciones en las carreras con MV Agusta.

Paso al automovilismo

El no competir en todas las carreras con Augusta hizo que John tuviera demasiado tiempo libre. Al estudiar su contrato con los italianos vio que no hacía ninguna referencia a carreras de coches. Así fue como en 1960 consiguió un acuerdo para pilotar un Cooper-Austin construido por Ken Tyrrell en la Fórmula Junior.

Su bautismo fue en el circuito de Goodwood donde finalizó segundo por detrás de Jim Clark. Entusiasmó tanto al jefe de Lotus, Colin Chapman, que le ofrecieron un acuerdo para el resto de la temporada 1960. Hizo su debut en la Fórmula 1 al volante de un Lotus en el Gran Premio de Mónaco y una carrera después, en Silverstone, lograría subir al podio con un segundo puesto. Al año siguiente compitió en el equipo Yeoman Credit al volante de un Cooper TS3, pero no fue un gran año y tan solo consiguió terminar tres carreras. En 1962 continuó en el Yeoman, que cambió de nombre a Bowmaker-Yeoman, esta vez con un Lola Mk 4. La temporada trajo dos segundos puestos, un cuarto y un quinto, terminando el campeonato detrás de Graham Hill, Jim Clark y Bruce McLaren, en un meritorio cuarto puesto.

Llegada a Ferrari

Un año más tarde la escudería Ferrari lo contrató para intentar salvar su posición en la Fórmula 1 tras una crisis interna. Su adaptación fue rápida ya que contaba con la simpatía de los italianos debido a sus triunfos en el motociclismo con la MV Augusta. Repitió cuarto puesto en el campeonato, pero muy alejado de Jim Clark.

El año 1964 fue un mano a mano entre John Surtees, Graham Hill y Jim Clark, en el que Surtees se adjudicó los grandes premios de Alemania e Italia, Hill ganó Mónaco y Estados Unidos y Clark triunfó en Holanda, Bélgica y Gran Bretaña. El campeonato se decidió en la última carrera en el Gran Premio de México, donde llegaron los tres con posibilidades matemática. A dos vueltas del final sus opciones de título eran nulas. Clark, el líder, rompió. Bandini, su compañero, presionaba a Graham Hill y éste cometió un error; después, el italiano cedió la segunda plaza a John Surtees, que ganó así el título.

Marcó una etapa en la escudería del Cavallino Rampante. En su 80 cumpleaños Luca Cordero di Montezemolo le dedico unas palabras:

«Se convirtió en el primer y único campeón del mundo de motociclismo y automovilismo, después de ganar con nosotros un hermoso campeonato del mundo de Fórmula 1 en 1964. Para mí es un gran amigo y siempre ha mantenido una relación maravillosa con nuestra casa”

Accidente y decadencia

Era el primer y único piloto de la historia en convertirse en campeón del mundo de motociclismo y Fórmula 1. Fue su momento más álgido como piloto de monoplazas ya que en 1965 sufrió un accidente en el circuito de Mosport Park, Canadá, cuando pilotaba un Lola T70 en una prueba ajena al campeonato de Fórmula 1. El coche perdió una rueda delantera y chocó violentamente contra las barreras de protección haciendo que John Surtees saliese despedido a pesar de estar sujeto con los cinturones. Se rompió la pelvis y sufrió serios problemas en los riñones.

Tras reponerse de su accidente pudo competir en 1966 las tres primeras carreras, aunque después se marchó a Cooper tras ser despedido de Ferrari tras una disputa con el director del equipo. Terminó el año en segundo lugar tras Jack Brabham.

En 1967 y 1968 compitió en el equipo Honda, que trataba de introducir un monoplaza completamente japonés en la Fórmula 1. El balance de eso dos años se saldo con cuatro llegadas a meta en cada año, pero por lo menos logró una victoria en 1967 en el Gran Premio de Italia. El año 1969 sirvió de transición a BRM donde solo consiguió llegar a meta tres veces.

Gestor de escudería

En 1970 decidió formar su propio equipo, el Surtees Racing Organization, que en ese año empezó con McLaren pero que poco después consiguió un monoplaza propio, con el que compitió hasta que se retiró en 1972.

Pionero en los circuitos también lo fue en la gestión de equipos ya que continuó dirigiendo el suyo hasta que en 1978 dejó de competir debido a problemas económicos y de salud.

Retirado de cualquier actividad profesional nunca llegó a desvincularse del mundo del motor, su nombre siempre irá ligado a él. La leyenda de John Surtees será eterna, la leyenda de aquel piloto capaz de ganar con dos y cuatro ruedas.

Fotografía | Harry Pot | Joop van Bilsen | Lothar Spurzem

Daniel Juárez

Deja un comentario